Guadalupex

7M: Todos a Toledo. ¡GUADALUPE EXTREMEÑA, YA!

Por estas fechas se cumple el décimo aniversario de la iniciativa que puso en marcha la Casa de Extremadura en Sevilla para reivindicar la pertenencia de Guadalupe a una diócesis extremeña, recogiendo más de 2.400 firmas y desplazándose a Toledo para entregar las mismas en mano al arzobispo de aquella diócesis. Por supuesto, el Sr. arzobispo no estaba disponible para recibirles. Tuvieron que dejar las firmas en la portería del arzobispado. También enviaron copia de las mismas al SS.SS. el Papa, sin obtener tampoco respuesta a su demanda.

Con motivo de este décimo aniversario, la Casa de Extremadura en Sevilla ha organizado una nueva marcha a Toledo para el próximo día 7 de Marzo a las 12:00 h. que pretende reunir al mayor número de personas posibles para pedir de nuevo a la alta jerarquía eclesiástica toledana que ¡GUADALUPE SEA EXTREMEÑA YA! Desde Guadalupex nos hemos sumado a esta iniciativa desde el primer momento que tuvimos conocimiento de la misma, por entender que uno de los principales escollos que tenemos en nuestra reivindicación es la actitud que ha mantenido y mantiene en este asunto el alto clero toledano.

Desde nuestra creación en 2006, hemos mantenido una línea de diálogo y negociación con todas las instancias vinculadas con esta asunto, bien a través de conversaciones telefónicas, de escritos, de correos electrónicos,  de reuniones, etc., a veces desde la discrepancia en los planteamientos, pero siempre desde el más absoluto respeto. Así hemos mantenido esta línea de comunicación con los obispos extremeños, con el arzobispo emérito de Mérida-Badajoz, con la Conferencia Episcopal, con la Nunciatura, con alguna congregación religiosa, etc. Todas estas instancias, de alguna manera, cuando nos hemos dirigido a ellas nos han respondido. En estos nueve años de reivindicación con el único que no hemos podido reunirnos es con el Sr. Arzobispo de Toledo. Es más, no hemos recibido en ninguna de las múltiples ocasiones que nos hemos dirigido a él, la más elemental respuesta de cortesía.

Entendemos que los tiempos que corren actualmente en la Iglesia Católica no se corresponden con estas actitudes y comportamientos, totalmente ajenas a las sensibilidades y demandas del pueblo de Dios. Debemos aprovechar la bocanada de aire fresco que ha supuesto la llegada del nuevo Pontífice para reivindicar para Extremadura lo que se le ha dado a los demás. De los territorios que dependían eclesiásticamente de Toledo  a mediados del x. XIX, lo único que permanece en esta diócesis es nuestra Patrona, Santa María de Guadalupe, y treinta y un pueblos extremeños. ¡Hasta cuando seguiremos los extremeños aguantando este tipo de ofensas a nuestra dignidad como pueblo! ¿Por qué nuestro principal símbolo identitario, la Virgen de Guadalupe, va a seguir perteneciendo a Toledo? EXTREMEÑOS ES HORA DE QUE REIVINDIQUEMOS LO QUE NOS PERTENECE. ¡EL 7M TODOS A TOLEDO!

Adjuntos:

Escrito remitido a las Casas de Extremadura.

Escrito remitido a los medios de comunicación.

Escrito remitido a al arzobispo de Toledo.


GUADALUPE Y LA PRIMAVERA DE FRANCISCO

La llegada del papa Francisco, hace más de un año, supuso una bocanada de aire fresco en un ambiente viciado, así como un rayo de esperanza para los que confían en una Iglesia comprometida con los pobres, con los más débiles, en definitiva, con el mensaje evangélico. A veces, esas expectativas de cambios no corren parejas a los deseos y a los tiempos de la mayoría de los cristianos, que aspiran a una presencia y a un compromiso más activos de la Iglesia en las necesidades de la sociedad actual. Es obvio que la renovación de unas estructuras obsoletas requiere un esfuerzo ingente de audacia y de trabajo por parte de las personas llamadas a liderar tan ambicioso proyecto. Así como, que se necesita su tiempo para poder llevarlo a cabo, máxime cuando algunos sectores de la propia iglesia mantienen actitudes y comportamientos contrarios a ese espíritu de cambio. Por lo que se refiere a la Iglesia española, al nombramiento de monseñor Blázquez, como presidente de la Conferencia Episcopal, se une ahora el de monseñor Osoro como arzobispo de Madrid, en sustitución del cardenal Rouco. En opinión de muchos expertos en temas eclesiásticos, esta designación viene a hacer recaer sobre sus hombros, además de la mayor y más importante diócesis española, la no menos importante tarea de poner en sintonía a la Iglesia española con la primavera que la llegada del papa Francisco representa. En definitiva, lento pero sin pausa, el anunciado cambio que dé paso a tan ansiada primavera parece que sigue su cauce.

Según publicaba recientemente este diario, y aunque todavía no es oficial, fuentes eclesiásticas han confirmado a HOY el próximo nombramiento de monseñor Morga, actual secretario de la Congregación del Clero en el Vaticano, como arzobispo coadjutor de la Iglesia de Extremadura, con derecho a suceder al vigente arzobispo García Aracil, que en mayo de 2015 pasará a la condición de emérito por jubilación, al cumplir los 75 años de edad. Una vez más, y en lo que respecta a la Iglesia en Extremadura, se produce una curiosa coincidencia. La creación de la provincia eclesiástica de Mérida-Badajoz tuvo lugar en 1994, el mismo día que se nombraba arzobispo de Madrid a monseñor Rouco. Estos veinte años de dominio absoluto de la Iglesia Española, por parte de Rouco Varela, como presidente de la Conferencia Episcopal, han representado uno de los periodos de mayor inmovilismo religioso de los últimos tiempos, con actitudes y comportamientos muy alejados de las necesidades del pueblo de Dios, como pone de manifiesto la actual situación de la Patrona de Extremadura, Santa María de Guadalupe que, veinte años después de constituirse por bula papal la provincia eclesiástica de Extremadura, sigue perteneciendo a la diócesis de Toledo,  siendo el único caso en Europa en el que la patrona de una Comunidad Autónoma o región depende eclesiásticamente de una diócesis ajena a su territorio.

En el caso concreto de la Iglesia extremeña, hemos de manifestar que, en nuestros encuentros con los prelados extremeños, siempre hemos observado una favorable disposición para solucionar el anacronismo histórico que supone la actual situación de nuestra Patrona, pues entienden que es importante para su labor pastoral resolver esta anomalía. Este comportamiento contrasta con el mantenido por la alta jerarquía eclesiástica toledana que, durante estos más de ocho años que llevamos reivindicando una solución al problema, y a pesar de nuestras reiteradas peticiones de diálogo, hasta el momento, en una actitud de inmovilismo total, no hemos merecido ni respuesta. Evidentemente, sin un acuerdo de las partes implicadas, no habrá pronunciamiento de la Santa Sede.  En esta situación, entendemos que los obispos extremeños están obligados a intensificar sus gestiones con la alta jerarquía eclesiástica de Toledo, para hacerles recapacitar sobre su actitud de cerrazón, y abrir cauces de reflexión sobre el nuevo espíritu evangélico que anuncia Francisco y la actual situación de la Iglesia en Extremadura, huérfana, eclesiásticamente, de su Patrona y de su principal símbolo de identidad. La llegada del nuevo arzobispo, del que esperamos una mayor sensibilidad y compromiso que su predecesor, puede constituir un importante refuerzo para la definitiva solución de este gratuito agravio a la sociedad extremeña. Guadalupe necesita que esos nuevos aires que anuncia la primavera del papa Francisco corran por la sierra de Altamira, para que su auténtica vocación extremeña se haga plena, también en el aspecto eclesiástico.

Nosotros seguiremos luchando por nuestro objetivo: Conseguir que la Patrona de Extremadura, Santa María de Guadalupe, cuyo Monasterio y Basílica se encuentran en la localidad extremeña de Guadalupe, se integre también eclesiásticamente en una diócesis extremeña, además de los 31 pueblos extremeños que actualmente depende de la diócesis de Toledo. Y lo hacemos con el firme convencimiento de que “más fuerza tiene el tiempo para deshacer y mudar las cosas que las humanas voluntades”, como acertadamente nos dice Cervantes por boca de D. Quijote. Porque nuestra idea de este tiempo es positiva, evolutiva y constructiva. Concebido como ese espacio en el que debemos llevar a cabo, con nuestro trabajo honesto, nuestras obligaciones y nuestros compromisos. Y para ello contamos con un grupo de personas de buena voluntad, que escatimando tiempo a su familia y a sus responsabilidades profesionales, y con harta generosidad de sus bolsillos, dedican todos sus esfuerzos a defender con lealtad lo que consideran una afrenta a la dignidad del pueblo extremeño. Dice Oscar Wilde que “el deber es lo que esperamos que hagan los demás, no lo que hacemos nosotros mismos”. Sin embargo, la sociedad extremeña en pleno se ha encargado de desmentir este aforismo con su apoyo y respaldo a la normalización de este anacronismo histórico. Y esa es nuestra fuerza.

Vicente Sánchez-Cano

Presidente de GUADALUPEX

La Junta Directiva de GUADALUPEX desea expresar su más sincera felicitación al miembro de la misma, D. Elpidio Bernáldez Solano

“La Junta Directiva de GUADALUPEX desea expresar su más sincera felicitación al miembro de la misma, D. Elpidio Bernáldez Solano, y adherirse al merecido homenaje que le ha tributado el Museo de Historia y Cultura 'Casa Pedrilla' de Cáceres al organizar una merecida exposición en sus instalaciones con todo el material, consistente en miles de artículos de prensa sobre la cultura de Extremadura, que tan generosamente donó Elpidio Bernáldez a dicho Museo. En sus palabras de agradecimiento nuestro entrañable compañero Elpidio hizo votos porque Cáceres dedicara un monumento al maestro Solano, y porque la Patrona de Extremadura, Santa María de Guadalupe, termine integrándose , definitivamente,  en una diócesis extremeñas. ¡Enhorabuena, querido Elpidio!”

http://www.hoy.es/v/20140219/caceres/tesoro-papel-elpidio-20140219.html

ENTREGA A GUADALUPEX EL PREMIO GIRALDA ENCINA

GuadalupexEn un acto celebrado en el Palacio Andaluz de Sevilla el pasado jueves 13 de febrero, con una nutrida asistencia de paisanos residente en la ciudad hispalense, y con la presencia del vicepresidente de la Diputación de Badajoz, Ramón Ropero, el presidente de la Casa de Extremadura en Sevilla, Gonzalo Martin Domínguez, hizo entrega del Premio Giralda Encina, máxima distinción de esta Casa Regional, y por aprobación unánime de su Junta Directiva, al presidente de GUADALUPEX, Vicente Sánchez-Cano .

En la exposición de motivos por la que se concedía este reconocimiento se destacó la entusiástica labor realizada por GUADALUPEX en favor de normalizar el anacronismo histórico que supone la pertenencia eclesiástica de la Patrona de Extremadura a una diócesis ajena a su provincia eclesiástica. Así mismo se recordó que, ya en el año 2005, una representación de la Casa de Extremadura en Sevilla se desplazó a Toledo para hacerle entrega al Cardenal de 2.400 firmas que solicitaban con una pancarta “Señor Cardenal: Los extremeños del exterior también queremos Guadalupe para Extremadura”. Las firmas, después de una larga espera, tuvieron que entregárselas al portero del arzobispado de Toledo.

Todos los presentes se manifestaron públicamente a favor de una rápida solución a esta situación, por parte de la Iglesia Católica, que venga a corregir la ofensa a la dignidad de los extremeños como pueblo que representa la misma. El vicepresidente de la Diputación de Badajoz, después de agradecer a GUADALUPEX  la actividad desarrollada durante los últimos años, hizo votos también por una rápida normalización de este anacronismo.

El presidente de Guadalupex, Vicente Sánchez-Cano, en nombre de la Junta Directiva manifestó su agradecimiento a la Casa de Sevilla por tan importante distinción

Cáceres, 13 de febrero 2014


REPERCUSIÓN EN MEDIOS ESCRITO DE LA NOTA DE PRENSA SOBRE LA ENTREGA DEL PREMIO GIRALDA ENCINA POR PARTE DE LA CASA DE EXTREMADURA DE SEVILLA


EUROPA PRESS                                                                                                                             

16/02/2014

http://www.europapress.es/extremadura/noticia-casa-extremadura-sevilla-premia-guadalupex-reclama-guadalupe-dependa-diocesis-region-20140216192238.html


20 MINUTOS.ES                                                                                                                           

16/02/2014

http://www.20minutos.es/noticia/2060558/0/


LA INFORMACION.COM                                                                                                                           

16/02/2014

http://noticias.lainformacion.com/arte-cultura-y-espectaculos/monumentos-y-patrimonio-nacional/la-casa-de-extremadura-en-sevilla-premia-a-guadalupex-que-reclama-que-guadalupe-dependa-de-una-diocesis-de-la-region_rEgyPIK6ktP4Quy6LUzFm2/


NOTICIAS.COM                                                                                                                                            

16/02/2014

http://www.noticias.com/la-casa-de-extremadura-en-sevilla-premia-a-guadalupex-que-reclama-que-guadalupe-dependa-de.2276050


EL PERIODICO DE EXTREMADURA                                                                                         

17/02/2014

http://www.elperiodicoextremadura.com/noticias/extremadura/guadalupex-premio-giralda-encina-sevilla_787302.html


LA CRÓNICA DE BADAJOZ                                                                                                        

17/02/2014

http://www.lacronicabadajoz.com/noticias/extremadura/guadalupex-premio-giralda-encina-sevilla_149606.html


Perplejidad y desazón de GUADALUPEX ante las declaraciones del Nuncio

Desde el más absoluto respeto a las decisiones internas de la Iglesia Católica, la Asociación Cívica Extremeña Virgen de Guadalupe “GUADALUPEX” quiere manifestar a la  opinión pública extremeña su perplejidad y desazón por las declaraciones del nuncio apostólico del Papa en España, Renzo Fratini, en su reciente visita a la archidiócesis de Mérida-Badajoz los pasados días 7 y 8 de enero. Tales declaraciones nos parecen  impropias de la diplomacia vaticana y hasta improcedentes en una situación de cambio como la que vive en estos momentos la Iglesia Católica. La actitud del señor nuncio sólo se comprende si responde a la improvisación o si toda su información sobre el caso procede de quienes hasta el momento vienen haciendo oídos sordos  a la demanda de la mayoría del pueblo extremeño,  de sus instituciones y de GUADALUPEX.

El nuncio ha declarado a los medios de comunicación que la reivindicación para que nuestra Patrona, Santa María de Guadalupe, y los treinta y un pueblos extremeños que actualmente pertenecen a la diócesis de Toledo se integren en la provincia eclesiástica de Extremadura no es, en su opinión, un tema capital porque “hay que subrayar lo que nos une. Todos somos parte de la Iglesia, y todos de España… y no importa tanto si una parte de la diócesis o de España se encuentran en un sitio u otro”. Hemos de recordarle al nuncio que lo que nos une a los extremeños es precisamente nuestra Patrona, Santa María de Guadalupe, y que es Guadalupe nuestro principal signo de identidad “que nos refuerza y nos une como pueblo”, en palabras de la Asamblea de Extremadura en una declaración institucional de 18 de febrero de 2010. Palabras que tienen su fundamento en hechos como la proclamación oficial de la Virgen de Guadalupe como Patrona de Extremadura el 20 de marzo de 1907 por el Papa San Pío X; o en la aprobación en mayo de 1985 por la Asamblea de Extremadura del 8 de septiembre, festividad de la Virgen de Guadalupe, como “Día de Extremadura”. Leer más...

Página 5 de 16