Guadalupex lamenta las declaraciones del Arzobispado de Toledo

Estima que sus declaraciones significan una desconsideración hacia el sentimiento de Extremadura.

El sábado 2 de mayo, el periódico Extremadura publicó una entrevista en exclusiva con el arzobispo de Toledo, monseñor Braulio Rodríguez. En dicha entrevista, el arzobispo de Toledo  opinó sobre el proceso de reivindicación que está llevando a cabo “Guadalupex” y sobre el estado en que se encuentra la solicitud de integración en el territorio eclesiástico extremeño de Guadalupe y de los 31 municipios que dependen de Toledo.

Horas más tarde de conocerse el contenido de la entrevista, “Guadalupex” emitió un comunicado en el que lamenta alguna de las expresiones utilizadas por monseñor Braulio Rodríguez por cuanto pueden significar una falta de consideración tanto para la iglesia extremeña como para las instituciones y, en definitiva, para el pueblo extremeño.

El comunicado dice textualmente:

“Guadalupex”  califica de desconsideradas con el pueblo extremeño las declaraciones del arzobispo de Toledo.

Convocará una reunión extraordinaria de su junta directiva para responder a las alegaciones de monseñor Braulio Rodríguez.

La Asociación “Guadalupex” ha leído con atención las declaraciones formuladas por el señor Arzobispo de Toledo, don Braulio Rodríguez Plaza, a un diario extremeño en las que discrepa de la “senda escogida” por el movimiento ciudadano que solicita la integración de la patrona de Extremadura en el territorio eclesial de esta Comunidad Autónoma.

“Guadalupex” llevará a su próxima junta directiva del 5 de junio una moción extraordinaria de respuesta, meditada y documentada, a las alegaciones del señor arzobispo que, en principio, a la presidencia de nuestra Asociación le parecen desconsideradas con el verdadero sentir del pueblo extremeño y de sus representaciones institucionales.

Los tres obispos extremeños han formulado en público y en privado declaraciones favorables a encontrar formulas de compromiso que den solución a una de las situaciones más injusta e insólitas que soporta una comunidad religiosa , cual es que la advocación mariana que la define e identifica como pueblo creyente se encuentre en territorio eclesial ajeno. Los obispos extremeños han señalado que el contencioso de Guadalupe se encuentra pendiente de la decisión del Vaticano, y que trabajan para hacer posible una decisión por cuanto la integración de Guadalupe en la provincia eclesiástica extremeña favorece sus intereses pastorales. La declaración del señor arzobispo de Toledo contiene, por otra parte, algunas incorrecciones históricas sólo disculpables por la premura o improvisación de su declaración periodística y puede interpretarse como descortesía con la legítima representación de los extremeños.

El arzobispo de Toledo, el arzobispo de Mérida-Badajoz y los obispos de Coria-Cáceres y de Plasencia tienen constancia de la solidaridad que la iniciativa de “Guadalupex” ha encontrado en decenas de cofradías y hermandades religiosas de toda Extremadura, en centenares de asociaciones sociales y culturales de dentro, y de fuera de la Comunidad,  y de más de diez mil firmantes del Manifiesto en el que se reivindica la pertenencia a Extremadura de su Patrona y de los 31 pueblos que por distintas razones figuran aun en el territorio de Toledo.

En todo caso, “Guadalupex” se reafirma en su propósito de colaborar, de forma responsable y respetuosa con la jerarquía eclesiástica, y en especial con los obispos extremeños para facilitar la adopción de las decisiones oportunas,   favoreciendo que las instituciones extremeñas, las asociaciones religiosas y cívicas, y el pueblo extremeño continúe reivindicado la extremeñidad de Guadalupe.

Plasencia 22 de mayo de 2010

Guadalupex lamenta las declaraciones del Arzobispado de Toledo
Scroll hacia arriba