José Maria Saponi Mendo, Desde la Peña Redonda AHÍ ESTÁ GUADALUPE

José María Saponi Mendo

“El día que Guadalupe pase a Extremadura, repico las campanas”, esto es lo que ha dicho públicamente el Guardián del Monasterio de Guadalupe, en una entrevista de  J.R.Alonso de la Torre, de esas que él escribe y que las hace tan fáciles  de leer y de las que tanto se aprende, bueno pues esa entrevista  la leí en el Diario  HOY, y la sinceridad del Padre Guardián, me hace volver con algo de lo que por primera vez me habló mi amigo Rafael García Plata, que en paz descanse, cuando me pidió que formara parte de la Asociación Guadalupe, que trabaja con todo respeto a la jurisdicción eclesiástica, para que el  Monasterio de Guadalupe, donde se encuentra la Patrona de Extremadura, pase a la jurisdicción que la Iglesia tiene para Extremadura.

La Asociación Guadalupex, tiene como principio y propósito  colaborar, de forma responsable y respetuosa con la jerarquía eclesiástica, y en especial con los obispos extremeños para facilitar la adopción de las decisiones oportunas,  que favorezcan el hecho muy sentido por la mayoría de los ciudadanos extremeños para que el Monasterio de Guadalupe pase a la responsabilidad eclesiástica de Extremadura, siendo conscientes de que los obispos extremeños han señalado que el contencioso de Guadalupe se encuentra pendiente de la decisión del Vaticano, y trabajan para hacer posible una decisión por cuanto la integración de Guadalupe en la provincia eclesiástica extremeña favorece sus actuaciones pastorales.

La Virgen de Guadalupe, patrona de Extremadura, con reconocimiento oficial por parte del Papa San Pío X el 28 de abril de 1908,  desde la aparición de la imagen en 1284, es el «símbolo identitario que nos refuerza y nos une como pueblo”, tal y como reconoció la misma Asamblea de Extremadura en la sesión plenaria del día l8 de febrero del año 2010.

Precisamente, y por exigencias de tan elemental argumento, basado en la realidad y reconocido por los representantes del pueblo democráticamente elegidos, el Parlamento extremeño, desde el más profundo respeto a la independencia y autonomía de la Iglesia católica para gestionar sus propios asuntos e intereses, ha manifestado su expreso apoyo a que Guadalupe dependa de una jurisdicción eclesiástica con sede en el territorio extremeño.

El anacronismo vigente de la no pertenencia administrativa del monasterio de Guadalupe a la provincia eclesiástica de Extremadura, resulta ciertamente extraño para la propia Iglesia, su jerarquía y sus fieles. Lo es también para la Comunidad Autónoma y es un  caso único en España, impensable además en cualquier otra comunidad autónoma que además tiene la desventaja de que tanto al Real Monasterio como a la treintena de pueblos de su alrededor, es la Junta de Extremadura la que atiende su patrimonio cultural eclesiástico, cuyas inauguraciones o reparaciones han de ser presididas por los representantes eclesiásticos de Toledo. 

Con el debido respeto a la Jerarquía de la Iglesia, y sin entrar en los asuntos que son de su exclusiva competencia, es de justicia que en Extremadura se piense de esta manera.

Enlace al artículo en digitalextremadura.com: http://digitalextremadura.com/not/33110/ahi_esta_guadalupe

José Maria Saponi Mendo, Desde la Peña Redonda AHÍ ESTÁ GUADALUPE
Scroll hacia arriba